JUEGO PATOLÓGICO

     La LUDOPATÍA o JUEGO PATOLÓGICO es una adicción comportamental caracterizada porque la persona que la sufre no es capaz de para de jugar a juegos de azar, aunque lo desee. Esto la hace sufrir un fuerte desequilibrio en sus actividades cotidianas y por tanto suelen ser comunes varias consecuencias a distintos niveles: dificultades económicas, sociales, familiares o laborales, entre muchas otras.


     Entendemos como juegos de azar, todos aquellos que no dependen exclusivamente de tu habilidad personal, sino que parcial o totalmente, dependen de la probabilidad: máquinas tragaperras, bingo, o juegos de casino como el póker, ruletas, juegos de cartas o apuestas deportivas, bien sean digitales o presenciales. Las personas adictas creen que pueden controlar la probabilidad (por definición incontrolable) a través de conductas de superstición y sesgos cognitivos donde se ven a ellos mismo con más suerte o más inteligencia que el resto de la población.


     Actualmente ha cambiado mucho el perfil de las personas que sufren esta adicción. Las nuevas tecnologías y el cambio de leyes que España experimenta a partir del 2012 han hecho que proliferen nuevas formas de jugar, tanto presencialmente en salas de apuestas o casino, como online a través de diferentes plataformas existentes en internet. Este perfil de jugador patológico esta cambiando hacia patrones cada vez más jóvenes tanto en varones como en mujeres.

     Definicion de JUEGO PATOLÓGICO

     La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la ludopatía como "un trastorno caracterizado por la presencia de frecuentes y reiterados episodios de participación en juego de apuestas, los cuales dominan la vida de la persona en perjuicio de sus valores y obligaciones sociales, laborales, materiales y familiares. Esta conducta persiste y a menudo se incrementa a pesar de sus consecuencias sociales adversas tales como pérdida de la fortuna personal, deterioro de las relaciones familiares y situaciones personales críticas" (1992).

     Recientemente el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM 5), incluyó la ludopatía entre las adicciones por sus similitudes en la expresión clínica, origen, comorbilidad física y tratamiento con el resto de adicciones al alcohol, tabaco y drogas ilegales. El DSM 5, lo define como "una conducta de juego problemático persistente y recurrente, que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y se manifiesta porque el individuo presenta cuatro (o más) de los siguientes criterios durante un periodo de 12 meses:


  1. Necesidad de apostar cantidades de dinero cada vez mayores para conseguir la excitación deseada.

  2. Está nervioso o irritado cuando intenta reducir o abandonar el juego.

  3. Ha hecho esfuerzos repetidos para controlar, reducir o abandonar el juego, siempre sin éxito.

  4. A menudo tiene la mente ocupada en las apuestas (p. ej. Reviviendo continuamente con la imaginación experiencias de apuestas pasadas, condicionando o planificando su próxima apuesta, pensando en formas de conseguir dinero para apostar).

  5. A menudo apuesta cuando siente desasosiego (p. ej. desamparo, culpabilidad, ansiedad, depresión).

  6. Después de perder dinero en las apuestas, suele volver otro día para intentar ganar (“recuperar” las pérdidas).

  7. Miente para ocultar su grado de implicación en el juego.

  8. Ha puesto en peligro o ha perdido una relación importante, un empleo o una carrera académica o profesional a causa del juego.

  9. Cuenta con los demás para que le den dinero para aliviar su situación financiera desesperada provocada por el juego".


"Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM 5" (1993).